Seguro que en los últimos años has escuchado muchas veces el concepto de economía social, pero ¿qué significa?

La economía social es el conjunto de acciones que buscan una transformación social a través del trabajo colaborativo.

Es toda la actividad económica que llevan a cabo los Organismos del Sector Social, basados en:

  • Democracia al momento de tomar decisiones
  • Propiedad social de los recursos
  • Distribución equitativa de beneficios entre sus integrantes y
  • Compromiso social en favor de la comunidad

La economía social surge del análisis de las consecuencias sociales y medio ambientales actuales provocadas por los modelos de desarrollo que existen en el mundo, a través de esto, se consigue la elaboración de alternativas más allá de las opciones enfocadas a los mercados capitalistas u orientadas a un estado central planificador y regulador de la economía.

Autores como John Stuart Mill [1] definen a la economía social como “a las innovadoras organizaciones que se iban creando como respuesta a los nuevos problemas sociales que la incipiente sociedad capitalista generaba”.

La economía social es una manera natural y diferente de la orientación hacia el lucro normalmente aplicada en el modelo neoliberal y una separación del estado que genere independencia en las acciones. En palabras de José Luis Coraggio  [2] “Esa doble superación se lograría evitando la separación entre economía y sociedad que caracteriza al paradigma neoliberal, pero a la vez evitando la intrusión de la política. Tal vez así se entienda su denominación expresa de economía social”.

Con esto se entiende que la economía social son las actividades empresariales de la economía enfocadas y motivadas por objetivos sociales y existen diferencias como la medición. En la economía tradicional el avance se medía a través de la rentabilidad obtenida mientras que en la economía social, se mide a través de la mejora de los actores y su entorno.

La economía social se ve plasmada en la creación de empresas e instituciones como las enfocadas a la inserción del empleo, las asociaciones de trabajadores, incluso la creación de espacios comunitarios para la promoción de artes o deportes.

Los beneficios de este tipo de economía se ven reflejados directamente en el territorio donde se encuentran, pues reúne las capacidades y recursos de muchas personas, generando relaciones de solidaridad y confianza, espíritu comunitario y participación en la sociedad fortaleciendo procesos de integración productiva y contribuyendo a disminuir las desigualdades sociales.

[1] Perez, Juan Carlos. Etxezarreta, Enekoitz. Guridi, Luis. (2008). ¿De qué hablamos cuando hablamos de Economía Social y Solidaria? Concepto y nociones afines. Recuperado de: https://www.economiasolidaria.org/sites/default/files/Economia_social_y_solidaria_concepto_nociones.pdf[2] Coraggio, José Luis. (2011) ECONOMÍA SOCIAL Y SOLIDARIA (1ª ed.) Ediciones Abya-Yala. https://dhls.hegoa.ehu.eus/uploads/resources/5448/resource_files/Coraggio_ESS_Trabajo_antes_que_capital.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed

Menú
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?